Beneficios de la dieta mediterránea

Todos sabemos que la dieta mediterránea es una de las más completas del mundo. Los alimentos que podemos encontrar en esta son las verduras y legumbres, fruta de todo tipo, pescado, carnes blancas, frutos secos, arroz, pasta y frutos secos. El aceite de oliva y el vino se utilizan de vez en cuando, sobre todo el aceite, ya que este ayuda a disminuir el riesgo de tener obstrucciones en las arterias. En la dieta mediterránea no encontraremos carnes rojas, dulces, ni huevos.

En definitiva, esta dieta está creada a partir de alimentos de la agricultura local, es decir, de los países que tengan un clima mediterráneo como España e Italia. Además, también está ligada a la práctica de ejercicio físico diario y al clima de los países próximos al mar mediterráneo.

A continuación, os contamos algunos beneficios para la salud que tiene esta dieta mediterránea:

  • Dentro de la dieta mediterránea se utilizan muchas frutas y verduras que tienen antioxidantes como, por ejemplo, la zanahoria. Los antioxidantes protegen el organismo de los radicales libres.
  • Si tomamos platos típicos de la dieta mediterránea, esta nos ayudará a controlar el peso, es decir, nos ayuda a evitar problemas de sobrepeso o la obesidad. Aunque el aceite de oliva y los frutos secos pueden engordar, si se consumen de forma moderada no engordan.
  • Al igual que el consumir frutos secos y aceite de oliva ayudan a no engordar, también influyen en los niveles de colesterol, ya que ayudan a disminuirlos.
  • También ayuda a mejorar el funcionamiento del riñón y el corazón. Esto es así gracias a que muchos de los alimentos que están dentro de la dieta mediterránea tienen propiedades cardioprotectoras.
  • Los alimentos de la dieta mediterránea también permiten que la protección cerebrovascular sea mayor y se evitan enfermedades como la esclerosis múltiple.
  • Esta dieta también ayuda a regular el tránsito intestinal. Esto se debe a que en esta dieta se comen al día, al menos, 400 gramos de fruta y verdura y estas eliminan la posibilidad de tener estreñimiento ocasional.
  • La dieta mediterránea también ayuda a evitar la diabetes, ya que esta alimentación introduce hidratos de carbono y el aceite de oliva ayuda a regular los niveles de glucosa.

La dieta mediterránea es un estilo de vida, cuyas costumbres son saludables, ya que el tiempo para comer no está limitado y el descanso después de la comida está asegurado. Por lo que, favorecen el reposo y la desconexión siempre que sea posible. Además, la dieta mediterránea también comprende la alimentación como algo beneficioso para cada persona. Esto se debe a que siempre se utilizan productos frescos y locales que no pongan en riesgo la salud de nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *