Razones por las que deberías incluir el vino en tu dieta

Seguro que alguna vez has oído eso de que “una copa de vino es buena para la salud”. Pero, ¿sabemos realmente por qué?

Son muchos los estudios que se han realizado sobre el tema. Hay que tener en cuenta que esto se basa en un consumo responsable, ya que abusar de una bebida alcohólica es perjudicial para la salud. Por tanto, siempre y cuando el consumo sea moderado, toma nota de los siguientes beneficios:

  • Reduce el riesgo cardíaco.

Estudios demuestran que un consumo adecuado de vino ayuda a que el corazón se mantenga más sano. Esto se debe a que el vino ayuda a que el colesterol no se concentre en las arterias. Además, el porte de vitamina E que encontramos en el vino tinto ayuda a limpiar la sangre y los vasos sanguíneos.

  • Retrasa el envejecimiento.

Entre los componentes del alcohol, encontramos los polifenoles, los cuales son antioxidantes y ayudan a que las células liberen estrés oxidativo.

  • Beneficios contra la anemia.

El vino aporta oligoelementos al cuerpo que reducen la anemia en sangre. Entre estos oligoelementos encontramos el litio, zinc, magnesio, potasio, calcio o hierro.

  • Reduce las posibilidades de tener cáncer.

Estudios demuestran que los polifenoles que mencionábamos anteriormente y el resveratrol que se encuentra en el vino, ayuda a combatir las células cancerosas consiguiendo matarlas y evitando que se multipliquen principalmente las de mama o pulmón.

  • Fortalece los huesos.

Otro de los componentes del vino es el calcio, que ayuda a fortalecer los huesos. Es un gran aliado contra la osteoporosis y ayuda a luchar contra la pérdida ósea.

  • Ayuda a combatir el estrés.

Lo recomendado son una o dos copas. Los antioxidantes ayudarán a combatir el estrés.

  • Potenciador para nuestro cerebro.

Muchos estudios demuestran que beber vino tinto de forma moderada hace que podamos prevenir demencias y enfermedades degenerativas de nuestro cerebro. En cuanto al vino blanco, las uvas blancas también nos protegen de enfermedades degenerativas sobre todo a partir de los 40 años.

  • Combate el cansancio.

Una investigación de The Fased Journal afirma que el resveratrol que se encuentra en las uvas, mejora nuestro estado de cansancio.

  • Combate las infecciones urinarias.

Las propiedades antioxidantes y astringentes del vino tinto, evitan que las bacterias se adhieran a la vejiga o riñones y favorece el filtrado y depuración de estos órganos.

  1. Reducción del peso.

El consumo de vino blanco junto a una dieta saludable y ejercicio, hace que se pierda el peso más rápido de lo normal según un estudio realizado en la Universidad de Barcelona. El vino tinto, activa un gen que impide la formación de nuevas células de grasa y permite estimular las existentes para depurarlas y eliminarlas poco a poco.

Estos son solo algunos de los beneficios que aporta consumir vino. Como ya sabéis, en La Vida es Bella Gastrobar podréis encontrar una gran variedad de vinos de primera calidad que podrás degustar junto a unas tapas o unos riquísimos platos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *