ENSALADAS VARIADAS, UN JUEGO SALUDABLE.

Encontramos el origen de las ensaladas en el 600 a.C. en Persia, contando con una historia de más de 2500 años. Se da a conocer en el Egipto tardío, donde un habituado Alejandro Magno, manda cultivar lechugas en Grecia. Etimológicamente procede de la “herba salata” e “insalare” del Imperio Romano, preparado de vegetales con agua y sal, términos que aluden al aliño primigenio, junto al aceite y más tarde el vinagre y el limón que potenciarán durabilidad y sabor. Eran ingredientes fundamentales para la conservación de alimentos y el pulso económico, “salarium” deriba del uso de la sal para pagar a los funcionarios, y como moneda de cambio. Debemos a los romanos muchos aliños como la vinagreta, el garum de pescado o el oximiel ensalada bebible de vinagre y miel. En el Siglo de Oro se añadía canela al aliño para las personas mayores, y en la Edad Media al ser difícil su elaboración, se consideraba maestro, al cocinero poseedor de tal habilidad. Con las ensaladas paliaban la sed los peregrinos, se mitigaba la tos en invierno y se estimulaba el apetito, entre otros usos médicos.

Desde sus orígenes es el aperitivo estrella de los periodos estivales, hidratantes y refrescantes, a la par que sabrosas y nutritivas, incrementan la vitalidad, depuran el organismo, protegen la piel, regulan las funciones digestivas. Condimentadas con prudencia proporcionan pocas calorías, generando sensación de saciedad. Aportan vitaminas A, B, C y K, minerales como el hierro, el calcio, el potasio, y el magnesio. Complementadas con proteínas dan lugar a un plato muy equilibrado, cuidan el corazón y previenen la anemia. Son depurativas, ayudan a conciliar el sueño. Proveen de fibra al cuerpo ayudando a perder peso, y a reducir el colesterol y la glucemia lo que es beneficioso en caso de enfermedades cardio vasculares o diabetes. Como dato curioso, la ensalada Cesar no tiene un origen romano, nació México en el 1926 y debe su nombre a su creador, un inmigrante italiano. En nuestra carta mostramos, además de estimulantes entrantes fríos y calientes, una equilibrada muestra de platos de ensalada, dirigidas a todos los paladares, públicos y momentos. Son platos divertidos y exitosos que nos han acompañado superando la prueba del tiempo y con el color como uno más de sus ingredientes.

ENSALADA DE QUESO: Esta receta sencilla y equilibrada es toda una delicia a la hora de reponer fuerzas. Con una base de hojas de lechuga surtida, donde la combinación entre el queso de cabra, el beicon, y las nueces forman un triunvirato irresistible aderezado por el sabor de la vinagreta de yogurt que actúa como aglutinante y da un particular sentido a la mezcla.

ENSALADA ESPECIAL DE LA CASA: En este caso partimos de la cama de lechugas variadas para incorporar una nota de color con el tomate, y otros ingredientes como atún, cebolla, huevo duro y espárragos blancos. Innovando sobre una variante de la clásica mixta, ofrecemos una ensalada imprescindible e irresistible. Siempre presente en nuestras vidas es ideal para compartir, para celebraciones y días especiales.

ENSALADA DE TOMATE PICADO: Un entrante fresco que apetece todo el año, a cualquier hora del día y especialmente antes de comidas copiosas. De nuevo el tomate aromático e irresistible, e ingredientes como la cebolla, el aguacate y la ventresca de atún que es una de las partes más exquisitas del pescado, de sabor intenso y delicado. Que queda realzado en ensalada junto a otros ingredientes.

ENSALADILLA RUSA: Otra propuesta acertada es sin duda esta ensaladilla, una receta tradicional que no pasa de moda y apetecible en cualquier estación, momento del día o festividad. Para rizar el rizo hemos incorporado langostinos dando lugar a un plato muy completo, que acaricia nuestra memoria gustativa.

Como vemos son variantes divertidas de platos tradicionales dirigidas a todos los gustos y edades. Ya que las posibilidades son infinitas ofrecemos esta acertada selección de lo que hoy, son platos enormemente sofisticados y recetas efectivas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *