¿De qué puedo hablar en la mesa?

En La Vida es Bella Gastrobar atendemos mesas de todo tipo: reencuentros familiares, cumpleaños, comidas de empresa, reuniones de negocios, quedadas de amigos, despedidas… Por eso sabemos que a veces es difícil saber adaptar la conversación a la situación en la que nos encontramos, sin meter la pata, crear un conflicto o produciendo silencios incómodos. Hoy os vamos a dar algunas claves para que vuestras conversaciones en la mesa tengan éxito y podáis disfrutar de la deliciosa comida que os ofrecemos sin preocuparos de lo demás.

  • Evitar política y religión

Parece algo básico, pero al final siempre acaban siendo temas recurrentes en los que caemos por error. Se tiende a pensar que todos aquellos que nos rodean piensan igual que nosotros porque para nosotros nuestras ideas son las correctas, las que valen, y por ende los demás pensarán igual porque no hay otra opción válida.

Sobre todo, ahora que en España existe una situación política algo encrespada, donde han surgido movimientos más radicales y donde la pandemia está haciendo que miremos con lupa las decisiones de la clase política, es mejor evitar comentarios sobre esto que solo conseguirán tensar las conversaciones durante la comida.

Además, y aunque la tolerancia en cuanto a temas religiosos ha aumentado, son temas que suelen encrespar bastante el ambiente, por lo que evitarlos es la mejor opción, no solo en una comida de trabajo, sino también en comidas familiares, aunque sepamos de qué “pata cojea cada uno”.

  • Dejar el egocentrismo en casa

Un tema muy recurrente es hablar de uno mismo, hay que recordar que estamos con un grupo de personas, todas al mismo nivel, y que nadie quiere saborear su comida mientras atiende a una conferencia sobre lo mucho que le gusta el yoga a su compañero de trabajo.

Lo importante en estas situaciones es que nos demos cuenta de si estamos abusando del “yoismo”, dejar a los demás opinar sobre el tema y aportar su punto de vista. Da igual si hablamos de aficiones, de vacaciones o de nuestra maravillosa familia. No debemos caer en la tentación de contarles a todo con todo detalle nuestra vida, pues tenemos que mostrar interés también por la de ellos y hacer una conversación equilibrada entre todos los que forman parte de la mesa.

  • Olvidarse de temas difíciles

En política y religión discrepamos y nos cabreamos, pero en cuanto a temas difíciles como pueden ser enfermedades o muerte, lo único que ocurre es que el ambiente de la comida se ve afectado negativamente, no dejando disfrutar de la comida y la compañía.

Hay momentos para todo, y no es necesario sacar temas duros, difíciles de digerir, cuando estamos tratando de disfrutar del tiempo libre y del buen ambiente que se da en el restaurante.

  • Hablemos cara a cara y no a través del móvil

Esto ocurre mayormente con las generaciones más jóvenes, y es que, da igual quien haya en la mesa que algunas personas que están en ella pasan todo el tiempo chateando por el teléfono móvil, ignorando a las personas que están delante de ella. Los móviles nos han ayudado a mantenernos conectados a las personas que queremos sin necesidad de estar a su lado, pero esto no nos puede hacer olvidar lo importantes que son los momentos junto a ellos.

Hay mucho tiempo en el día para utilizar el móvil y hablar con personas que se encuentran lejos, pero muy pocos momentos para disfrutar de la compañía de aquellos que están cerca. Las comidas familiares, de amigos e, incluso, de trabajo, nos hacen más cercanos a ellos y nos ayudan a compartir buenos momentos.

Después de haberos revelado estos secretos infalibles para tener las mejores comidas y cenas, os animamos a que lo pongáis en práctica viniendo a nuestro restaurante para disfrutar de nuestros deliciosos platos y de la mejor de las conversaciones. ¿Te apuntas? No olvides reservar mesa para asegurarte un sitio en nuestro restaurante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *